Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 diciembre 2010

Esperando nuestro avión a El Cairo conocemos a Albert, un joven arquitecto catalan que vive en Mae Sot, en la frontera

Mae Sot

de Tailandia con Birmania, ha trabajado para varias ONGs que ayudan a los refugiados que llegan de Birmania (una de ellas, la clínica Cynthia Maung da atención médica a los refugiados). Vuelve de nuevo en enero, le encanta su trabajo allí. Cerca de esa frontera, se encuentra una zona birmana de conflicto donde varias tribus, Karen y Shan entre otras etnias, luchan contra el régimen político por la independencia de su región. Tras el resultado de las elecciones birmanas, los karen se sublevaron y el ejército atacó la ciudad de Myawaddy, mucha gente huyó del conflicto, llegaron a Mae Sot 10.000 personas en un solo día. Muchas ONGs que trabajan allí reciben financiación de USA quien como no puede intervenir directamente para cambiar el régimen están apoyando a la oposición para si hay un cambio de gobierno en un futuro próximo tener buenas relaciones con ellos, recibiendo algo a cambio como siempre.

 

La posición del gobierno tailandés es algo ambiguo, no legaliza a los inmigrantes birmanos que recibe pero tampoco los echa, muchos se quedan viviendo en la zona tailandesa de la frontera que cada vez se satura más de gente. Llevan ya varias generaciones viviendo allí, las ONGs trabajan también en el tema de la planificación e instalación de servicios básicos. Luego están quienes consiguen entrar al resto del país sabiendo sobornar a la persona adecuada  y el gobierno lo permite porque los birmanos son mano de obra barata.

 

Viajar es crecer como persona

Viajar es crecer como persona, conocer otras culturas, ponerte a prueba, aprender constantemente, una transformación interior. Es una vivencia que yo recomendaría hacer a todo el mundo una vez en su vida, estoy segura que les haría más humanos y les ayudaría en saber qué quieren hacer con sus vidas. Si después de recorrer tantos países, tantos lugares, tantas personas, me dijeran qué me quedara con un solo momento, sería tarea dificil. Podrías vosotros elegir un solo instante de vuestras vidas?

 

La ciudad asoma en la costa entre las nubes, Barcelona, ese nombre que cada vez que estando fuera alguien ha pronunciado siempre me ha dibujado una sonrisa. Las torres Mapfre, la torre Agbar, la Rambla que serpentea, la cuadrícula del Eixample y el anillo olímpico,  al ver su silueta de todo eso el corazón me da un vuelco, tengo que pellizcarme para saber que no es un sueño, mi querida ciudad. La alegría de volver a casa después de tantos meses, la familia, los amigos, la comida, los lugares especiales. Es bien cierto que no sabemos lo afortunados que somos hasta que no echamos en falta esas pequeñas cosas que en el fondo nos dan la felicidad.

 

Anuncios

Read Full Post »

A pesar de todos los días que llevamos en Bangkok sin hacer demasiado, hoy nos toca correr. Recogemos la mochila de

las calles de Kao San

Javi que han reparado y cosido los parches en un puesto de la calle. Tenemos una cita en el dentista que nos recomendó Ander para aprovechar que es más barato y hacernos una limpieza bucal.

 

De allí recorremos las calles de Kao San y Rambutri para hacer las últimas compras. Y por último el merecido masaje después del dolor de espalda acumulado por cargar a cuestas durante tanto tiempo nuestras pesadas mochilas. Una de las razones por las que vale la pena venir al país son los masajes, las tailandesas suelen ser mujeres bajitas y de constitución delgada pero con una gran fuerza y habilidad en las manos. Yo las considero ninfas con manos mágicas que te devuelven la vida con sus masajes.

 

De camino al aeropuerto siento una sensación contradictoria, por una parte tengo ganas de regresar al dulce hogar y por otra parte me apena de irme de Bangkok porque significa que nuestro viaje acaba.  Sin embargo, la experiencia vivida nadie nos la quitará y los recuerdos perduraran por siempre en nuestra memoria.

Read Full Post »

Bangkok es una inacabable metrópolis que tiene su propio orden dentro de un aparente caos. Si no tienes pirsa, el autobus es ideal para ir viendo la ciudad, además las inevitables caravanas hacen que el autobús avance a un ritmo de procesión al que no te pierdes detalle de lo que pasa en la calle.

Banglamphu

Si eres fan de las compras tienes todo un universo donde elegir, desde las más pijas tiendas de Siam a los inumerables mercados callejeros de Silom, Pratunam o Banglamphu, donde pasar el dia entero perdido entre tenderetes practicando la técnica del regateo. También es cierto que la capital Tailandesa es una ciudad que cansa, está bien para unos días pero cuando ya llevas demasiados sientes algo de agobio.

Un lugar para todos los gustos y bolsillos, puedes ir de alto standing a hoteles y restaurantes exclusivos y dejarte el sueldo de un mes en un solo dia pero si te lo montas a lo barato puedes gastar en alojamiento y comidas menos de 5 euros al día. Nosotros hemos llegado al punto de usar unas máquinas de agua callejeras donde rellenar nuestra botella de 1,5 litros por 1 bat (0,03 €), el ahorro es una suma de esfuerzos, solo así se consigue estirar el dinero y poder viajar durante tiempo.

Read Full Post »

el centro comercial Siam Paragon

Nos habían dicho que una de las atracciones de la ciudad es ver el centro comercial Siam Paragon, lugar de lujo donde los haya, escaparates bonitos, líneas modernas. Más glamour aún en Navidad con toda la decoración, no le falta detalle. Si además hace tiempo que viajas en plan mochilero, impresiona mucho más.

 

En la planta 5 hay una sala de conferencias, una bolera, cuatro enormes cines multisalas y un IMAX. Las fotos de las salas impresionan: llenas de luces, decoración minimalista, con sofás y compartimentos privados, las más lujosos que he visto. En la planta 4 hay varias escuelas: de danza, de idiomas, de cocina, de música, de matemáticas, de tennis, de creatividad para niños, de taekwondo e incluso una escuela de bebés para desarrollar su cerebro según un método ingles “babies genius”. En el resto de plantas se reparten las tiendas de las firmas internacionales más prestigiosas. En el subterráneo se encuentra el oceanográfico más grande del sudeste asiático

 

En la planta calle están las tiendas de alimentación y el supermercado gourmet, la palabra lo dice, cosas exquisitas a precios de escándalo. También hay muchos restaurantes, Joana y Jordi nos recomendaron el restaurante japonés Fuji cuyo precio es razonable, por 200 bats (5 euros) te sirven una generosa bandeja de delicioso sushi que a mi me hizo tocar el cielo y volver.

Read Full Post »

lo más barato son los autobuses

Bangkok es una ciudad efervescente que nunca deja de sorprenderte, mercados callejeros, vendedores ambulantes arrastrando sus carritos, puestos de comidas variadas en cada rincón. Aquellos por precaución no comen nada que se venda en la calle, se están perdiendo una parte del encanto del país y de la experiencia de viajar. Está claro que hay determinadas cosas o puestos que puedes saber que mejor no comerlo pero normalmente se ve a simple vista. Sin correr riesgo innecesarios pero hay que probar cosas locales diferentes. La cena me cayó mal y hago ayuno para recuperarme, el problema no fue la comida sino que era buffet libre y comí demasiado.

 

Para moverse por la ciudad, lo más rápido es coger el metro o el skytrain pero lo más barato son los autobuses, si vas con tiempo porque lo más comun es pillar alguna caravana a cualquier hora del dia. Hay autobuses gratuitos, otros de pago sin aire acondicionado y con aire acondicionado, el precio también varía según la distancia que recorras. Los taxis dicen que son baratos, un trayecto de unos 15 minutos sale por 50 bats (1,25 €).

 

El mercado de Chatuchak se encuentra en la parte norte del centro de Bangkok y sólo se monta los fines de semana. Es un enorme mercado de miles de tiendas divididas por secciones. Lo más práctico es pedir un mapa en la oficina de la policia turística que hay en la entrada que además son la mar de amables. El regateo es la regla aquí, el que tenga suficiente paciencia y maña se llevará gangas. También hay tiendas de precio fijo con golosos precios.

 

El mercado de Chatuchak

Parece increíble que tantas tiendas puedan subsistir vendiendo en muchos casos lo mismo pero es que la afluencia de gente que tiene este mercado es descomunal, la ciudad también está plagada de tiendas pero es que en Bangkok viven muchos millones de personas y recibe otros tantos de turistas y visitantes. El hecho que Tailandia no requiera visado de entrada hace que mucha gente que va de paso a otros paises decida quedarse unos días de shopping, hacer un parón en el camino para escaparse a una de sus hermosas playas o aprovechar para ver esa parte del país que le quedó pendiente la última vez que estuvo.

Read Full Post »

Volvemos a estar en la salsa de Bangkok, la zona de bullicio mochilero:  Kao San Road. Esos policias con trajes ajustados, los taxi-motoristas con sus chalecos naranja fosforito, las mujeres vistiendo trajes tribales frotando con un palito el lomo de las ranas de madera, los puestos de pad thai (fideos salteados) y de pancakes por todas partes. Y el espiral de consumismo que te invade cuando paseas por sus calles, entre tanta tienda y los tentadores salones de masaje a precio de saldo. En el albergue coincidimos con Ander e Inma, una pareja vasca que llevan varios meses en la ciudad porque tuvieron que operarle a él de la rodilla (por suerte el seguro de viaje le cubrió todos los gastos médicos). Se conocen bien la ciudad, han aprovechado para hacer cursos de cocina, de masaje, de idioma thai. En breve le darán el alta y seguirán hacia Australia en su viaje alrededor del mundo.

 

esta vez nos hemos encontrado con Joana y Jordi, a los que conocimos en India hace 10 meses durante nuestra estancia en la Fundación Vicente Ferrer.

La propietaria, toda una relaciones públicas, va vestida de bailarina tailandesa y deleita a los asistentes con actuaciones de danza

Hoy se celebra una exhibición de coches fórmula 1 de la marca Red Bull (Mark Weber asiste para conducir uno). Es uno de los actos que se realizan por el 87º aniversario del rey de Tailandia que es tan querido y venerado por el pueblo. Es gracioso ver como los carteles con su foto sea del monarca hace más de 20 años, no parecen pasar los años para él. El mundo es grande pero Kao San Road no tanto, cuando digo esto me refiero a que como casi todos los viajeros mochileros de Asia pasan en algun momento dado por Bangkok y se alojan sin duda en Kao San Road, tienes muchas posibilidades de encontrarte con alguno de ellos. Esto nos ha sucedido a nosotros en varias ocasiones, esta vez nos hemos encontrado con Joana y Jordi, a los que conocimos en India hace 10 meses durante nuestra estancia en la Fundación Vicente Ferrer.

 

El restaurante vegetariano May Kay Dee ofrece cada sábado por la noche un buffet libre por 120 bats y nos damos el lujo de ir a probarlo. Entre los deliciosos platos destacaría los más típicos tailandeses: ensalada de papaya, masaman curry y de postre arroz glutinoso con mango en salsa de coco. La propietaria, toda una relaciones públicas, va vestida de bailarina tailandesa y deleita a los asistentes con actuaciones de danza.

Read Full Post »

Nos pican en la habitación para despertarnos, desayuno tempranero y nos llevan en el shuttle gratuito al aeropuerto. Pagamos los 10 USD de tasa de salida que van directamente a las arcas del corrupto gobierno pero no nos queda otra.

 

Cómo cuesta dejar un país donde has estado tan a gusto… Los asiáticos son en general muy amables y hospitalarios pero los birmanos se llevan la palma, nunca habíamos conocido gente tan dispuesta a ayudarte a cambio de nada. Es admirable también su optimismo, viven sometidos en una dictadura y condiciones de vida muy mejorables, muchos no tienen demasiado que llevarse a la boca pero tienen una actitud positiva y tratan de ser felices pese a sus circunstancias.

 

Es un tren urbano que transita por pasarelas elevadas sobre la ciudad

Llegando a Bangkok se ven los tejados naranjas de los wat repartidos por todo el territorio. En el aeropuerto conocemos a Antonio, un leonés afincado entre España y Bali(Indonesia). Cogemos el sky train, por sólo 15 bats nos deja en el centro de Bangkok. Es un tren urbano que transita por pasarelas elevadas sobre la ciudad, las vistas son increíbles y se aprecian en seguida los contrastes de esta gigantesca urbe como por ejemplo campos de golf junto a chabolas.

 

Nos alojaremos en el River Guesthouse, en la zona de Kao San Road. El tren nos deja en el centro de la ciudad y de allí cogemos un autobús porque las distancias son enormes. A pesar de su caos y del ritmo frenético, llegar a Bangkok me resulta agradable y familiar, supongo que se debe a que es la ciudad a la que más veces hemos venido y más días hemos estado en todo nuestro viaje por Asia, si mis calculos son exactos hemos estado 5 veces ya aquí. Una vez has visitado lo principal y más turístico, quedan muchos rincones por descubrir, para mí lo más interesante es pasear por los variopintos barrios que la forman. Bangkok siempre guarda algún secreto para mostrarte.

Read Full Post »

Older Posts »